Abrir un restaurante quizás sea una tarea más o menos sencilla, pero gestionarlo es algo completamente diferente. Los restaurantes son algunos de los emprendimientos de más difícil sobrevivencia en el mercado y pueden ocasionarnos verdaderos quebraderos de cabeza. Una buena gestión es lo que separa a este tipo de negocio de que sea una empresa exitosa o un fracaso total.

¡Te damos algunas claves para que la gestión de tu restaurante sea todo un éxito!

 

  1. Especialízate en un tipo de restaurante

Cada restaurante tiene su propia personalidad. No hay nada que frustre más a un cliente que entrar en un restaurante y no saber cuál es su concepto principal. Debe haber coherencia entre la decoración, la carta y el servicio. Y es que cada concepto (restaurantes temáticos, informales, gastrobares, espacios para celebraciones y/o eventos) responde a un momento… y a un nicho. 

  1. Crea tu propio menú

Olvídate de esos menús en los que ofreces un poco de todo para intentar atraer a más clientes, porque esa estrategia no te funcionará. Piensa quiénes serán tus clientes objetivo y crea una carta acorde a sus gustos. Cuanto más especializada sea tu carta, más y mejores consumidores acudirán a tu restaurante.

  1. Saca el máximo potencial a tus empleados

Si realmente quieres administrar un restaurante con éxito, fíjate en tu personal, valórales y dales buenas instrucciones de las tareas que deben realizar. Tus trabajadores son el alma de tu negocio, los que conseguirán que triunfes o fracases.

  1. Crea un sistema de compras

Es importante tener un sistema de inventario para controlar todo lo que hay en tu restaurante y evitar que no puedas servir un plato. La elección de los proveedores y la negociación de los precios es primordial.

  1. Calcula tus costes a diario

La hostelería es algo distinta del resto de empresas: no todos los días se venden las mismas cantidades, ni los empleados trabajan las mismas horas, ni se compra una cantidad fija de ingredientes. Por eso, es vital que controles tanto los gastos, como los ingresos del día a día, para que a final de mes no te lleves ninguna sorpresa indeseada. 

  1. La limpieza

Se ha comprobado que los clientes se fijan más en la limpieza, que en el servicio de un restaurante. Es por ello que las cocinas abiertas se han convertido en tendencia.

Además, un baño limpio y con papel higiénico, jabón y toallitas de manos es de lo más apreciado.

  1. La vajilla

A los clientes les gusta presumir de lo que comen en redes sociales, por lo que es natural que la vajilla se haya vuelto más importante que nunca.  Un estudio realizado entre la Universidad de Oxford y la Universidad politécnica de Valencia afirma que el color y material de la vajilla y los cubiertos puede influir en el sabor y aroma de los alimentos. Por ejemplo, el chocolate “sabe mejor” servido en una taza de color naranja y fondo crema y la comida servida en bols da la ilusión de que los alimentos son más densos y llenan más.

  1. Atención personalizada

Escuchar al cliente es fundamental. Los restaurantes que cuentan con bases de datos de clientes y las utilizan para ofrecer un trato especial a sus comensales, han visto crecer su facturación,  así como incrementada su fidelización.

  1. Estudia a tus competidores

Si quieres administrar tu restaurante lo mejor posible, observa de cerca a tu competencia, mira qué hacen, por qué la gente va allí y piensa qué debes mejorar tú y cómo ofrecer a tus clientes potenciales algo único que nadie más ofrece.

  1. Relación calidad/precio

La frase relación calidad-precio es una de las más repetidas por los comensales en sus valoraciones. Y, aunque esta apreciación, puede ser subjetiva y variar según la economía del cliente, es uno de los aspectos más importantes de los negocios de restauración. Una forma de saber si tus precios responden a la calidad que ofreces, es observar detalladamente la puntuación que recibe tu negocio en portales como TripAdvisor o ElTenedor.

Como podemos observar, gestionar un restaurante no es una tarea precisamente sencilla.

¡Sigue estos diez consejos y gestiona tu restaurante con éxito!