Seguro que habrás oído hablar del té matcha. Una variedad de té que cada día gana más adeptos. Y es que este superalimento está de moda y no es para menos. Su delicado sabor es una mezcla de tonos herbáceos, florales y suaves amargos de fondo, que lo convierten en uno de los productos más cotizados en el inmenso mundo de los tés. Sin embargo, te sorprendería saber que, en realidad, no es un producto tan nuevo como creemos. Se calcula que el té matcha se consume desde hace unos ¡2.500 años!

Apreciado por su delicadeza y refinamiento, el té matcha consiste en un polvo de color verde, rico en vitaminas, minerales y aminoácidos, que conlleva además un ritual muy preciso para su elaboración. Los más adictos le atribuyen propiedades casi milagrosas, en Instagram es ya toda una tendencia y, después de haber arrasado en Estados Unidos, llega a varios establecimientos de nuestro país.

Si no te gusta tomar el té, su versatilidad y textura en polvo lo hacen apto para utilizarlo en la cocina en distintas recetas, especialmente dulces como helados, ‘smoothies’ o distintas preparaciones de repostería.

Te dejamos una deliciosa y sanísima receta de galletas de coco y matcha. ¡Una auténtica adicción!

 

Galletas de coco y matcha

Ingredientes:

1 taza de coco rallado

1/2 taza de néctar de coco (o sirope de ágave)

1/2 taza de harina de almendra

½ taza de pan rallado Frumen casero

2 cucharadas de aceite de coco

De 1/2 a 1 cucharada de Matcha (ajusta la cantidad a tu gusto)

Extracto de vainilla (opcional)

 Elaboración Galletas de coco y matcha

Solo tienes que mezclar todos los ingredientes, primero los secos y luego añade los húmedos. Con las manos mojadas, dale forma a las galletas. Puedes hacerlas redondas y de unos 3 cm de grosor o utilizar moldes de galletas.

Pon las galletas sobre una bandeja de horno forrada con papel y mételas en el horno (precalentado a 200º). Hornea durante unos 25 minutos. Déjalas enfriar y a disfrutar.

Te han dado ganas de probar el té matcha, ¿verdad?