Diversidad de componentes, alimentos, técnicas, y sobre todo influencias históricas y culturales. Latinoamérica tiene una gastronomía propia, resultado de la historia de sus pueblos: una fusión de elementos étnicos, culturales y sociales que hacen de su estilo gastronómico una mezcla de sabores, productos, recetas y estilos únicos.

El panamericanismo es una nueva tendencia que aborda y combina sin prejuicios los productos, técnicas y recetas del continente americano. Mezclas, fusiones y combinaciones inesperadas de la gastronomía dominicana, venezolana, brasileña, mexicana y peruana, entre otras. El chef venezolano, Emiliano Reyes, es el padre de este original concepto. Hoy hacemos un repaso de los principales tipos de cocina que nos ofrece este maravilloso continente:

Gastronomía de Perú. La variedad gastronómica existente en Perú, cocina de la costa, de la sierra y la criolla, junto con las influencias de Oriente y África, han transformado a este país en un referente de la cocina latinoamericana: sobresalen los cebiches, el ají de gallina, los anticuchos, la causa limeña, las papas a la huancaína o los dulces de escuela española (bienmesabe, picarones y el tocino de cielo).

Gastronomía mexicana. La gastronomía mexicana, con su gran variedad de platillos tradicionales regionales, es rica en gusto, olor y colorido; orgullo del patrimonio cultural de la nación y atributos que atraen por sí solos al turista. Los ingredientes infaltables de la comida mexicana son el maíz, gran variedad de picantes como el chile (o ají), las carnes rojas, los frijoles, el jitomate, la cebolla y el nopal. Las quesadillas de camarones, las carnitas picantes, las chimichangas, el mole y el pan de muerto, postre tradicional de la festividad del Día de los Muertos, son algunos de sus platos más característicos.

Gastronomía de Venezuela. Lo colonial se impone a lo indígena en la gastronomía venezolana, con un mestizaje en el que se aúnan lo salado y lo picante, lo dulce con lo agrio. Las recetas más sobresalientes son el pabellón criollo caraqueño, el sancocho de pescado, las deliciosas arepas, las empanadas rellenas de queso, el cazón y la carne mechada.

Gastronomía de Colombia. La riqueza gastronómica colombiana es una de las mayores de América. Internacionalmente, lo más conocido es su cocina del interior: las arepas y los guisos, de influencia española, en donde se incluyen ingredientes autóctonos como el maíz, el plátano verde, el ñame y la papa. Asimismo cabe destacar la cocina antioqueña, costeña, cundiboyacence, opita, pastusa, santandereana, valluna, etc. Entre los platos más destacados se encuentran el sancocho, la bandeja paisa y el ajiaco.

Gastronomía de Brasil. Brasil tiene  igualmente una amplia gastronomía fruto de numerosas influencias: la indígena, la africana o la portuguesa. Internacionalmente,  el rodizio brasileño es el más reconocido. Destaca el plato nacional la feijoada, un  guiso de frijoles negros con cerdo que se acompaña de arroz, harina de mandioca y naranja pelada. También destacan los galetos o la picanha.

 Gastronomía de Ecuador. Ecuador tiene su propia personalidad culinaria, más allá de las influencias peruana y colombiana. En este aspecto, destacan las ensaladas, el aguado (caldo con bolas de plátano verde), los llanpingachos (tortitas de patata con queso y salsa de maní), las empanaditas de mote (maíz blanco) o la fanesca (guiso con maíz, guisantes, frijoles, lentejas, etc.).

Gastronomía de Uruguay y Paraguay. Uruguay también  tiene su propia personalidad culinaria en donde los asados o parrilladas se convierten en los platos estrella. Como plato diferenciador destaca el chivito. En Paraguay, por su parte, destaca la chipa, también llamada Pan paraguayo.

Gastronomía de Argentina. La gastronomía argentina se  diferencia de las del resto de América por la gran influencia de las dos corrientes migratorias que la conformaron como nación: los inmigrantes italianos y los españoles. Además existe, en el interior del país, ejemplos de pervivencia de la tradición indígena, sobre todo, en el área andina y en la zona guaraní. En Argentina, destaca la tradición de las parrillas, el consumo de pastas y pizzas de influencia italiana y las empanadas de procedencia gallega.

Gastronomía de Chile. La comida chilena tiene algunos platos de gran importancia como las empanadas, el pastel de choclos, las humitas, los porotos granados y el curanto. Asimismo, destacan los mariscos tales como locos, machas, choros, centolla y pescados como el congrio, el salmón, la corvina y lenguado. Además, el vino chileno tiene un gran reconocimiento internacional por su calidad y buena selección.

Sin duda, la gastronomía latinoamericana nos sorprende con su variedad y color. ¿Todavía no se te ha hecho la boca agua?