Conocer un país a través de su gastronomía es la mejor forma para introducirse en su cultura y sus costumbres que, de alguna manera, nos terminan amarrando a ese lugar. En un país como España, con una gastronomía tan variada, encontramos infinitas opciones para descubrir un mundo de sabores y deleites culinarios para los paladares más exigentes. Y es que una de las principales razones por la que los viajeros prefieren venir a nuestro país es, sin duda, nuestra rica gastronomía.

¡No te pierdas los mejores platos de la gastronomía española con pan rallado!

 

  1. Croquetas de gambas al ajillo con Frumen Panko

Las croquetas son el plato típico que cada español asegura que su abuela lo cocina mejor, aunque estas croquetas de gambas al ajillo son famosas entre las tapas de Andalucía. Potencia su textura utilizando pan rallado Panko, te sorprenderá el resultado.

Ingredientes

150-200 gr de gambas peladas

70 gr de harina de trigo

20 gr de “maizena”

50 gr de aceite

50 gr de vino blanco (opcional)

2-3 ajos

450 gr de leche

1 guindilla (opcional)

Perejil

Huevo

Pan rallado Frumen Panko

Sal

 

Elaboración de las croquetas de gambas al ajillo:

  1. Calentar el aceite y dorar los ajos prensados y la guindilla. Añadir las gambas y el perejil picados y rehogar unos segundos.
  2. Verter el vino blanco (opcional) y evaporar unos minutos. Añadir las harinas y rehogar hasta que se forme una masa muy espesa.
  3. Ir añadiendo poco a poco la leche, removiendo continuamente hasta obtener una bechamel espesa que se despegue de las paredes de la sartén. Rectificar de sal.
  4. Verter la masa en una fuente, cubrir con film de cocina y dejar enfriar.
  5. Dar forma de croqueta y pasar por harina, huevo y pan rallado. Podéis freírlas directamente o congelarlas sobre una bandeja y después meterlas en una bolsa con cierre para ir tirando de ellas cuando necesitéis.

 

  1. Flamenquines con Frumen Crujiente

Continuamos viajando por tierras andaluzas con esta entrañable receta, que va directamente unida a la gastronomía de las provincias de Jaén y Córdoba.

Ingredientes

4 filetes de jamón fresco de cerdo (20-25 cm. de largo)

4 lonchas de jamón serrano

Sal y pimienta negra

Aceite de oliva virgen extra

100 g. de harina de trigo

2 huevos grandes

200 g. de pan rallado Frumen Crujiente

 

Elaboración de los flamenquines cordobeses

  1. La base de la receta son los filetes de jamón de cerdo, y es importante que el carnicero nos los corte bien finitos, para que luego al rellenarlos no resulten demasiado gruesos. Una vez listos recortamos las esquinas o salientes para hacer una pieza más o menos uniforme, idónea para que nos quede bien al enrollar.
  2. Salpimentamos los filetes a nuestro gusto, los extendemos sobre una tabla y colocamos una loncha de jamón serrano en uno de los extremos.
  3. Enrollamos con cuidado formando un rulo, de modo que quede el jamón bien atrapado en el interior. Reservamos y repetimos el proceso con el resto de filetes. Al cerrarlos, apretad por la parte final del pliegue, así conseguimos que luego no se abran al freírlos.
  4. Para el rebozado, pasamos los flamenquines por harina, huevo y pan rallado. Los ponemos a freír en una sartén con el aceite bien caliente. Cuando estén dorados por ambas partes estarán listos.
  5. Reservamos sobre un papel absorbente de cocina para que suelten el exceso de aceite.

 

  1. Calamares rebozados con Frumen Natural

No olvidemos que son los protagonistas del bocadillo más típico y famoso de Madrid: el bocadillo de calamares. Los calamares rebozados con pan rallado son una rica variante de la preparación típica de este plato tan popular de la gastronomía española. Te contamos cómo prepararlos.

Ingredientes

1 kg. de anillas de calamar

300 gr. de pan rallado Frumen Natural

100 gr. de harina

4 huevos

2 cditas de perejil seco picado

1 cdita de pimentón dulce

1 cdita de pimienta negra molida

1 limón (opcional)

Aceite de oliva y Sal

 

Elaboración de los calamares rebozados con pan rallado

  1. En primer lugar debes dejar las anillas completamente limpias. Luego, ponlas en un colador y añádeles sal, pimienta negra molida y una cucharadita pequeña de perejil seco picado.
  2. Pon el pan rallado en un plato y añádele otra cucharadita de perejil seco picado, una de pimentón dulce y pimienta negra molida. Remueve para que se mezclen bien todos los ingredientes, y reserva.
  3. Vierte en una sartén aceite de oliva suficiente para freír las anillas de calamar y ponlo a fuego fuerte. Bate bien los huevos en un plato y pon la harina en otro.
  4. Cuando esté bien caliente el aceite, ve secando las anillas del todo con un trapo de cocina, y pásalas por la harina, el huevo batido y el pan rallado.
  5. Fríe las anillas por tandas, procurando que queden ligeramente separadas en la sartén, hasta que estén doradas.
  6. Reservamos sobre un papel absorbente de cocina para que suelten el exceso de aceite.

 

  1. Sardinas al horno con vino blanco y pan rallado ajo y perejil

Si uno de tus destinos es Cantabria, no deberías desaprovechar la oportunidad de probar su rica y variada gastronomía. Uno de los platos obligados son estas deliciosas sardinas al horno con vino y pan rallado.

Ingredientes (4 raciones)

1 kg 1/2 sardinas bastante grandes

5 cdas de aceite de oliva

1 vaso de vino blanco

3 cdas de pan rallado Frumen Ajo y Perejil

1 cuchara sopera de perejil picado

El zumo de medio limón

40 gr mantequilla y Sal

 

Elaboración de las sardinas al horno con vino blanco y pan rallado

  1. Primero, debemos limpiar las sardinas.
  2. Echar en una fuente de horno un chorrito de aceite de oliva y distribuir las sardinas lo más espaciadamente posible.
  3. Rociar las sardinas con el vino blanco y el zumo de limón. Espolvorearlas con el perejil y el pan rallado. Poner por encima unos trocitos de mantequilla.
  4. Meter en el horno 15 min. a una 180º C.
  5. Servir calentitas en la misma fuente.
  1. Si los vais a consumir el mismo día, añadiremos una o dos cucharadas de pan rallado para espesar el caldo.

Aceites, jamón, mermeladas, panes artesanales… España destaca por su excelente materia prima, mercados, tiendas, cocina tradicional de nuestras madres y abuelas y, sobre todo, por la cocina creativa, la cocina de innovación y de artista, un campo en el que tiene a más de la mitad de los mejores cocineros del mundo.

¡Qué aproveche!