Llega el verano y estamos deseando sacar nuestros cuerpos serranos al sol para adquirir cuanto antes el ansiado tono bronceado. Y es que todos tenemos esa pequeña obsesión por no ser el más blanco de la piscina o la playa. Y, aunque la genética es sin duda el factor determinante que predispone a unas personas a que su tono de piel sea más o menos moreno, la alimentación también influyen a la hora de obtener y conservar un bonito bronceado. De hecho, hay alimentos que ayudan a ponerse moreno más rápido. ¡Descubre cuáles son y empieza a introducirlos en tu dieta si quieres lucir un bronceado como si estuvieses recién llegado del Caribe!

Zanahorias. En general, todos los alimentos ricos en betacarotenos son los mejores aliados para tomar el sol, ya que estimulan la producción de melanina y neutralizan la acción de los radicales libres que causan el envejecimiento de la piel.

 Tomates. En verano es el mejor momento para comerlos en ensalada, gazpacho y salmorejo, entre otros platos. Las espinacas, los pimientos rojos, la calabaza, el mango, la sandía o el melón son también alimentos ricos en betacarotenos que te ayudarán a potenciar el bronceado.

Alimentos con Vitamina C. La vitamina C es un potente antioxidante que ayuda a frenar la acción de los radicales libres en la piel. Alimentos ricos en vitamina C como los cítricos, el pimiento, el kiwi o las fresas ayudan en la formación de colágeno, aportando a nuestra piel más elasticidad y resistencia.

Alimentos con Vitamina E. Es una vitamina presente en el aguacate y en el aceite de oliva virgen extra que fortalece la piel desde dentro y protege de las quemaduras, para proteger la piel.

Alimentos con Vitamina B. Esta vitamina es otro importante antioxidante que, además, ayuda a la regeneración de la piel gracias a sus propiedades cicatrizantes. Esto hace que proteja las células de la exposición solar. Está presente en alimentos como el aceite de oliva, la soja, el germen de trigo o el aguacate.

 Lácteos. Los lácteos como la leche, el yogur o el queso, contienen zinc que ayuda a una mejor cicatrización y cuidado de las posibles quemaduras. Por eso, son alimentos perfectos para el cuidado de tu piel si quieres potenciar tu moreno y tener una piel sana.

 Alimentos  ricos en ácidos grasos. Los ácidos grasos omega 3 son muy importantes a la hora de tomar el sol, ya que ayudan a hidratar la piel consiguiendo así un bronceado mucho más rápido. Están presentes en los pescados azules, como el atún, la caballa o las sardinas, y en algunos frutos secos, como las nueces.

 Legumbres. Las legumbres, al igual que las nueces, también contienen manganeso, un mineral que se encarga de una mejor absorción de los rayos UVA, actuando como protector, a la vez que potencia la pigmentación de la piel. En verano, puede que te dé más pereza comer legumbres, pero existen muchas formas de comerlas de forma fresquita como en ensaladas.

 Agua. Y, por supuesto, el agua y la hidratación del organismo influirán directamente en tu piel y con ello en el moreno de la misma. Por lo que beber más de 2 litros al día te ayudará a hidratar tu piel manteniendo una buena elasticidad.

¡Ya tenemos los ingredientes necesarios para lucir nuestro bronceado! No hay que olvidarse de acompañar todo esto de una buena protección solar.