Diciembre viene cargado de días especiales, cenas inolvidables, comidas familiares, noches con mucho estilo y glamour… En Frumen, empezamos a ultimar los preparativos para celebrar estas fiestas y que no nos pille el toro. Por eso, te damos ideas para aperitivos, platos principales y postres navideños con los que sorprender a tus comensales. Elige tus recetas favoritas y crea tu propio menú de Nochebuena, Navidad, Fin de año o Reyes y ¡conquista a quien tú quieras!

 

👉Vieiras a la gallega

Las vieiras a la gallega rellenas y gratinadas en el horno son una auténtica delicia, un bocado exquisito y muy sencillo de preparar. Un aperitivo que, además, puedes preparar con cierta antelación de forma que en el último momento sólo tengas que meterlas al horno.

Ingredientes:

4 vieiras

1 cebolla grande

2 lonchas de jamón serrano

1 cucharada sopera de tomate frito

1/2 cucharadita de pimentón dulce

Pan rallado Frumen Casero

100 ml de vino blanco

Aceite de oliva y sal

Elaboración de las vieiras a la gallega:

Lo primero que hay que hacer es limpiar las vieiras. Abre las conchas y retira todo lo que no es la carne de la vieira ni el coral naranja. Elimina las membranas que las recubren, lávalas en agua fría para que queden bien limpias y sécalas con papel de cocina.

Para el relleno, pica muy finito el jamón serrano y la cebolla. En un cazo o sartén a fuego bajo echa un chorrito de aceite de oliva,  el jamón y la cebolla y deja que se cocine un par de minutos. Añade el vino blanco. Sube el fuego a temperatura media y deja que se evapore el alcohol durante 2-3 minutos. Remueve de vez en cuando.

Añade el tomate frito y el pimentón, baja el fuego y ve removiendo durante 5 minutos para que termine de cocinarse el sofrito. Retira el cazo del fuego y añade las vieiras.

Precalienta el horno a 180ºC. Coloca cada vieira en una concha junto con parte del sofrito y espolvorea una fina capa de pan rallado por encima. Ve poniéndolas en una bandeja de horno y hornéalas unos 12 minutos. Al cabo de ese tiempo sube la temperatura de tu horno a 200ºC solo con la resistencia de arriba encendida y deja que se gratinen hasta que las veas doradas.

 

👉Croquetas de espinacas y piñones

Cuando pensamos en aperitivos típicos de la cocina española, seguro que se nos vienen a la mente las croquetas. Con esta receta obtendrás un exterior súper crujiente y un interior súper jugoso y lleno de sabor.

Ingredientes:

600 gr de espinacas

100 gr de piñones.

2-3 huevos (para el rebozado)

Harina

Pan rallado Frumen Crujiente

Aceite para freír

Para la salsa bechamel casera:

1 litro de leche

80 gr de harina

100 gr de mantequilla

Una pizca de nuez moscada y sal

Elaboración de las croquetas de espinacas y piñones:

Pon una olla con agua y un poco de sal a fuego fuerte, y cuando empiece a hervir, añade las espinacas y deja que se cuezan 10 minutos. Escurre y reserva. Dora los piñones en una sartén a fuego medio, hasta que tengan un color tostado y reserva.

Mientras hierven las espinacas vamos a preparar la bechamel. En un cazo a fuego suave incorpora la mantequilla. Cuando esté líquida, aparta el cazo del fuego y añade la harina. Revuélvelo todo rápidamente para que se forme una pasta homogénea y no queden grumos. A continuación, vuelve a poner el cazo en el fuego, añade un poco de leche y sigue mezclando bien. Cuando se haya integrado todo, añade el resto de la leche y no dejes de remover con unas varillas. Recuerda tener el fuego suave. Añade una pizca de nuez moscada y también un poco de sal.

Aparta el cazo del fuego, vierte la bechamel en otro recipiente y mézclala con las espinacas y los piñones. Deja enfriar la mezcla tapada en contacto con papel film para evitar que se le forme costra. Cuando estén frías ya puedes darle forma a las croquetas.

Para terminar, prepara un plato llano con harina, otro hondo con los huevos batidos y uno llano con el pan rallado. Pasa cada croqueta por harina, después por huevo y por último por pan rallado. Cuando las tengas todas listas, en un cazo o sartén honda añade abundante aceite. Pon el fuego fuerte, y cuando el aceite esté bien caliente fríelas unos segundos, procurando que se hagan por todos los lados.

 

👉Besugo al horno con patatas al vino y limón

Nos encantan las recetas con pescado porque, de forma general, es un producto que está riquísimo, necesita pocos “adornos” para lucirse y servir un auténtico platazo.

Ingredientes:

Un besugo.

4 patatas grandes

4 cebolletas tiernas

50 ml de caldo de pescado

100 ml de vino blanco

1 limón

2 hojas de laurel

2 ajos secos

2 guindillas (opcional)

2 cucharadas soperas de pan rallado Frumen limón

Aceite de oliva, pimienta y sal

Elaboración del Besugo al horno con patatas:

Lava las patatas, pélalas y córtalas en rodajas de aproximadamente medio centímetro. Echa un chorrito de aceite de oliva en la bandeja de horno que vayas a utilizar y pon encima una cama con las patatas y las hojas de laurel. Échales por encima la mitad del vino blanco, el caldo de pescado y el zumo de medio limón, en este orden. A continuación vierte por encima un chorrito de aceite,  sal y pimienta al gusto.

Hornea las patatas durante 40 minutos a 180ºC, la idea es que se cocinen y queden tiernas pero sin llegar a dorarse antes de poner también el besugo.

Mientras, lava el besugo bien bajo un chorro de agua fría, escúrrelo y sécalo con papel de cocina y hazle unos 3 cortes en la piel y carne, pero sin llegar a la raspa central, para que se hornee perfectamente y no quede crudo por dentro. Parte unas rodajas de limón por la mitad y colócalas en los cortes.

Pela la primera capa de las cebolletas, lávalas, sécalas, y córtalas.  Pela también los ajos y córtalos en rodajas finas. En una sartén a temperatura media echa un chorrito de aceite, los ajos y las guindillas partidas por la mitad, y cuando empiecen a dorarse incorpora las cebolletas y deja que se cocinen poco a poco para que queden tiernas pero sin dorarse.

Cuando las patatas estén tiernas, saca la bandeja, reparte por encima las cebolletas con los ajos y las guindillas y coloca en medio el besugo. Riega por encima con la otra mitad del vino y escurre la puntita de limón que te habrá quedado después de cortar las rodajas. Échale sal, pimienta y el pan rallado por encima.

Introduce la bandeja en el horno y hornea 25 minutos aproximadamente. Para saber que está listo, verás que el ojo se ha vuelto opaco y la carne se separa fácilmente de las espinas.

 

👉Escalopines con salsa de cabrales y patatas panaderas

Estos escalopines con salsa de cabrales y patatas panaderas son un platazo, de esos que recuerdas mucho tiempo después de haberlo comido.

Ingredientes:

4 filetes de ternera

4 patatas grandes

100 gr de queso Cabrales

150 ml de nata

1 chorrito de sidra (opcional)

Harina

1 huevo

Pan rallado Frumen crujiente

Pimienta negra

Aceite y sal

 

Elaboración de los escalopines con salsa de cabrales:

Lava las patatas, pélalas y córtalas en rodajas finas, al estilo panaderas.

En una sartén, pon aceite hasta cubrir el fondo a fuego medio y, cuando esté caliente, ve añadiendo las patatas. Deja que se cocinen durante 15-20 minutos, hasta que estén tiernas y ligeramente doradas. Salpimentar al gusto y reservar.

En un cazo a fuego medio-bajo, incorpora el queso cabrales en trocitos y el chorrito de sidra (opcional), y deshazlo con ayuda de unas varillas. Cuando esté casi deshecho, incorpora la nata, remueve y deja que se haga y espese durante unos 10 minutos. Cuando lo notes con cierta consistencia, retira del fuego y reserva. Si te has pasado de espeso, puedes añadirle un poco de leche.

Ahora vamos con los escalopines. Échales sal y pimienta negra por ambos lados y pásalos por harina. Después pásalos por huevo y, finalmente, por el pan rallado de forma que queden totalmente cubiertos. Pon una sartén a fuego fuerte con suficiente aceite como para que cubra el fondo y, cuando esté caliente, pon los escalopines. Deja que se frían apenas entre uno y dos minutos por cada lado, sin dejar que el recubrimiento de pan rallado se queme. Retíralos a un plato con papel de cocina para que escurran el aceite sobrante. Riégalos con la salsa de cabrales por encima.

 

👉Budín rápido de manzana y arándanos

Este es un budín de manzana es muy rápido y fácil de hacer. Además, se puede acompañar de nata líquida, crema de chantilly o helado.

Ingredientes:

6 u 8 manzanitas dulces de otoño

100 gr arándanos azules frescos

150 de mantequilla

4 cucharadas harina de castaña

2 cucharadas pan rallado Frumen natural

2 cucharadas harina de almendras

6 cucharadas sirope de agave

1/2 limón, zumo

1 cucharadita vainilla

1 cucharadita canela molida

Elaboración del budín de manzana y arándanos:

Pelar y cortar las manzanas en cubitos pequeños. Colocar en una fuente engrasada con mantequilla, y encima los arándanos. Verter 2 cucharadas de sirope y el zumo de limón.

Mezclar las harinas con la vainilla y la canela. Mezclar con la mantequilla y el resto del sirope con un tenedor. Hacer una pasta grumosa y distribuir encima dela fruta. Llevar a horno precalentado a 180º C durante 30 minutos  hasta que esté dorado.

Estas navidades, ¡sorprende a los tuyos estas fiestas sin sufrir en la cocina!