La flognarde es una tarta del estilo del clafoutis, una tarta originaria de la región de Lemosín, cuya receta ya estaba muy extendida por toda la Francia del siglo XIX. Actualmente es un postre mundialmente conocido y con muchos adeptos, ya que es una excelente forma de aprovechar las frutas de temporada y, sobre todo, por su rápida y fácil preparación.

Originalmente, la flognarde se preparaba con manzanas o peras. En las versiones más modernas se ven muchísimas variaciones, tanto en las masas, que llegan a incorporar ciertas cantidades de harina de almendra, como en el relleno donde la variedad de frutas es infinita (ciruelas, frutos rojos, melocotones, albaricoques, por citar algunas de las más clásicas).

La flognarde de albaricoques es el postre o merienda ideal. Para hacerla más ligera se puede sustituir la leche entera por leche semidescremada y el azúcar por un edulcorante con menos calorías. Esta maravillosa tarta cuajada de frutas es tan fácil como deliciosa, ¿te animas a probarla?

Ingredientes de la flognarde

4 huevos

Edulcorante al gusto (equivalente a 120 g de azúcar)

250 g de leche semi o descremada

15 g de aceite de girasol

60 g de harina

20 g de pan rallado Frumen Natural

Extracto de vainilla

Una pizca de sal

5 albaricoques

2 c/s de almendra laminada

2 c/s de azúcar moreno

Mantequilla (para untar los moldes)

Elaboración de la flognarde de albaricoques

Prepara la masa de la tarta poniendo los huevos en un cuenco, añade el edulcorante (o azúcar) y bate bien. Añade la leche y el aceite de girasol, mezcla e incorpora la harina tamizada, el pan rallado, el extracto de vainilla y una pizca de sal. Vuelve a batir hasta obtener una crema fina. Cubre el cuenco y deja reposar al menos media hora.

Precalienta el horno a 180º C con calor arriba y abajo. Pela los albaricoques y córtalos en gajos muy finos. Prepara los moldes, puedes hacerlo en cuatro recipientes individuales o en un molde grande y úntalos con un poco de mantequilla.

Coloca en los moldes la fruta laminada cubriendo la base. A continuación vierte la crema y reparte las almendras laminadas y el azúcar moreno.

Introduce la bandeja en el horno a altura media, hornea las tartas durante 30-40 minutos, hasta que hayan cuajado y dorado ligeramente. Retira las tartas de melocotón del horno y deja enfriar antes de servir.

Para terminar, puedes servirlas tibias o frías; solas o acompañadas de helado o alguna compota que te resulte apropiada, dependiendo de la ocasión. ¡Buen provecho!