¿A quién no le gusta la papaya? Versátil, jugosa, dulce… Esta fruta tropical no solo guarda un sabor agradable al paladar, sino que su atractivo color y sus numerosos beneficios para el organismo, la convierten en una de las frutas favoritas de la temporada.

Este verano, viaja al caribe con esta deliciosa receta de tarta de papaya al horno. Un postre o merienda con un sabor exótico, rápido de preparar y con el que sorprenderás a tus invitados. La próxima vez que veas una papaya, ¡atrévete a comprarla!

Ingredientes

Para la masa:

300 gr. de papaya

1 yogur natural

1 vaso de yogur de pan rallado Frumen Natural

1 vaso de yogur de azúcar

1 vaso de yogur de leche

2 huevos

1/2 cucharadita de bicarbonato

Para la cobertura:

1 rodaja de papaya

1 cucharadita rasa de azúcar

1 cucharadita de agua

 

Elaboración de la tarta de papaya al horno

En primer lugar, cortamos unas rodajas de papaya antes de comenzar con la receta y las reservamos para la cobertura.

Para la masa, pelamos y cortamos en trozos medianos el resto de papaya y lo agregamos al vaso de la batidora. Añadimos el resto de los ingredientes y batimos  hasta que quede todo bien triturado.

Engrasamos un molde con un poco de aceite o mantequilla y vertemos la mezcla. Precalentamos el horno a 180° C. e introducimos el molde. Horneamos hasta que la tarta quede ligeramente dorada, unos 45 – 60 minutos. Para saber que el interior está hecho, podemos pincharla con un cuchillo, si el cuchillo sale limpio significa que está listo.

Sacamos la tarta del horno y la dejamos enfriar a temperatura ambiente hasta que se temple, antes de meterla en el frigorífico donde la refrigeraremos 1 hora como mínimo.

Para la cobertura, cortamos las rodajas de papaya, que habíamos reservado, en trozos pequeños y los introducimos en una sartén junto al resto de ingredientes. Calentamos a fuego medio y removemos unos minutos, hasta que la papaya se encuentre blanda y un poco desecha. Dejamos templar la fruta, la colocamos sobre la tarta y lo introducimos todo en el frigorífico.

Con las papayas sucede lo mismo que cuando compramos un melón, puede salir dulce o bien soso. Si la papaya que vamos a utilizar es muy dulce, podemos reducir la cantidad de azúcar en la masa. Servida bien fría, esta tarta de papaya al horno es el postre perfecto para para combatir el calor del verano.