La tendencia de los autorretratos o selfies se ha convertido en un auténtico boom, traspasando incluso la frontera ‘foodie’. ¿Lo último? Un capuccino personalizado con tu cara. Y es que siempre aparece alguna nueva moda o tendencia capaz de sorprendernos de nuevo y esta, sin duda, está arrasando en las redes sociales.

Ahora, en lugar de hacerte un ‘selfie’ tomando café, puedes tener uno en tu taza. El impulsor de la idea ha sido The Tea Terrace, una cafetería de Londres, que cobra 7,5 libras –algo más de 8 euros– por cada café que prepara. La original idea ya ha vendido más de 400 productos.

El procedimiento es muy sencillo: los clientes solo tienen que hacerse un selfie y subir la imagen a una app desde la que los empleados del bar la seleccionan para el cappuccino o chocolate correspondiente. Esta imagen pasa a la máquina, llamada ‘Cino’, que es la encargada de reproducirla con una tinta comestible sin sabor en la espuma de la bebida, simulando polvo de cacao o canela. La similitud y precisión de la imagen es increíble y en tan solo cuatro minutos está listo para beber.

¡Si eres un apasionado de los selfies, esta es tu cafetería!