Tal vez hayas notado que las fresas están de temporada. Y es que en primavera podemos verlas en todas partes y en todos los supermercados. Siempre vistosas y muy rojas, con gran aroma y dulzura, las reinas de las frutas del bosque estás en su mejor momento. Por eso, más allá de los clásicos como las fresas con nata, hemos buscado una receta sabrosa y diferente para que podáis sorprender a toda la familia: Krapfen o berlinas rellenas de fresa, ¡qué delicia!

El Krapfen es un dulce tradicional de Alemania y Austria. También llamados berlinas o bolas de fraile, estas pequeñas bolitas esconden en su interior un delicioso relleno. En nuestro caso, aprovechando que estamos en temporada de fresas, hemos elegido rellenarlas con mermelada casera. Te contamos cómo elaborar esta sabrosísima receta paso a paso:

 

Receta de Krapfen o berlinas rellenas de fresa

 Ingredientes

Para las berlinas:

250 g Harina de fuerza

250 g de pan rallado Frumen Natural

80 g Azúcar

10 g Sal

40 g Levadura fresca de panadería

2 Huevos

150 ml Agua

50 g Mantequilla

Aceite vegetal suave para freír

Para la mermelada de fresa:

1 kg de fresas

750 g de azúcar

El zumo de un limón

 

Elaboración de los de Krapfen o berlinas rellenas de fresa:

Empezamos con nuestra mermelada casera de fresa. Para ello, lavamos las fresas, les cortamos el rabito y las troceamos. Las ponemos en un recipiente amplio, añadimos el zumo de limón y el azúcar, mezclamos bien y dejamos toda la noche. Para darle un toque personal, podéis añadirle una rama de vainilla, canela o unos granos de pimienta rosa (opcional). Al día siguiente, ponemos toda la mezcla en una olla a fuego fuerte. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocinar hasta que se reduzca, una media hora aproximadamente. Durante todo el proceso tenemos que estar removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue e ir eliminando la espuma de la superficie.

Ahora que ya tenemos nuestra mermelada, empezamos con los krapfen o berlinas. Amasamos aproximadamente 30 minutos todos los ingredientes, excepto la mantequilla y la levadura, hasta obtener una masa lisa y elástica, que no se pegue en las manos. A continuación, cortamos la mantequilla en dados pequeños y la integramos poco a poco en la masa. Cuando la masa esté casi lista y la mantequilla se haya integrado y absorbido, añadimos la levadura fresca disuelta en una cucharada de agua. Seguimos amasando hasta que la levadura se disuelva por completo y se obtenga de nuevo una masa fina y elástica.

Después, hacemos una bola con la masa y la dejamos reposar en un bol, untado con aceite vegetal y tapado con un trozo de film transparente, durante una hora dentro de la nevera. Pasado el tiempo, volcamos la masa sobre la mesa de trabajo, la dividimos en porciones de 60g cada una y hacemos bolitas con ellas. Dejamos que las berlinas fermenten, hasta doblar su volumen inicial (entre 2-4 horas).

Tras el periodo de fermentación, calentamos el aceite en una sartén muy honda o cacerola. Introducimos las bolitas con precaución dentro del aceite y freímos por ambos lados, hasta que estén doradas. Dejamos enfriar sobre una rejilla cubierta con papel absorbente.

Una vez frías, llenamos una manga pastelera con nuestra mermelada de fresa y rellenamos las berlinas realizando una incisión en el lateral. Se pueden rellenar de cualquier mermelada o incluso de chocolate, dulce de leche, crema pastelera… o bien, añadirle chocolate caliente o azúcar glas por encima.

Y ahora, ya podéis agarrar vuestro bol y encender la tele para disfrutar de una peli mientras devoráis estas deliciosas berlinas. ¡Preparaos para un bocado exquisito!