¡Calentamos motores (y estómagos) para el Festival de Eurovisión! Y es que, ¿hay algo mejor que sentarnos con nuestros amigos alrededor de una buena mesa? Aunque sea con cierto recelo, esta cita con la música nos mantiene pegados al televisor durante toda la noche. ¡Porque la esperanza es lo último que se pierde!… ¡Y porque nos encanta hacer nuestras apuestas con respecto a las votaciones de nuestros países vecinos!

Por eso, y para que seas el rey o la reina de la fiesta, te proponemos 3 recetas para picar y disfrutar de una noche de 10… o de 12, independientemente del puesto en el que quede España. Así que, ¡toma nota y corre a comprar los ingredientes que te falten!

 

 1. Croquetas de espinacas y piñones caseras

Cuando pensamos en aperitivos típicos de la cocina española, seguro que se nos vienen a la mente las croquetas y estas seguro que no te decepcionan.

Ingredientes

(para unas 20-25 croquetas):

600 gr de espinacas.

100 gr de piñones.

2-3 huevos

Pan rallado Frumen Natural

Aceite para freír

Para la salsa bechamel casera:

1 L de leche

80 gr de harina

100 gr de mantequilla

Una pizca de nuez moscada

Sal

Elaboración de las croquetas de espinacas y piñones caseras:

Pon una olla con agua y un poco de sal a fuego fuerte, y cuando empiece a hervir, añade las espinacas y deja que se cuezan 10 minutos. Escurre y reserva. Mientras, dora los piñones en una sartén a fuego medio, hasta que tengan un color tostado y reserva.

Ahora, vamos a preparar la bechamel. En un cazo a fuego suave incorpora la mantequilla. Cuando esté líquida, aparta el cazo del fuego y añade la harina. Revuélvelo todo bien rápidamente para que se forme una pasta homogénea. Vuelve a poner el cazo en el fuego, añade un poco de leche y sigue mezclando bien. Cuando se haya integrado todo, añade el resto de la leche y no dejes de remover con unas varillas para que no se formen grumos. Añade una pizca de nuez moscada y sal. Estará lista cuando, al remover, se hagan surcos que te dejen ver claramente el fondo del cazo.

A continuación, vierte la bechamel en otro recipiente y mézclala con las espinacas y los piñones. Deja enfriar la mezcla tapada en contacto con papel film para evitar que se le forme costra. Una vez esté fría, ya puedes darle forma a las croquetas.

Prepara un plato llano con harina, otro hondo con los huevos batidos, y por último uno llano con el pan rallado. Pasa cada croqueta por harina, después por huevo y por último por pan rallado. Cuando las tengas todas listas, en un cazo o sartén honda añade abundante aceite. Cuando el aceite esté bien caliente, fríelas unos segundos, procurando que se hagan por todos los lados. Conforme estén fritas, ve poniéndolas sobre un plato con papel de cocina para que empape el aceite.

 

2. Patatas asadas al estilo Hasselback

A pesar del extraño título, se trata de una sencillísima manera de hacer unas patatas rellenas al horno con un resultado excelente. Las podemos hacer rellenas de casi cualquier cosa (queso, jamón, atún, salmón, beicon, verduras, etc), dejando volar nuestra imaginación, o simplemente salpimentadas y especiadas. En esta ocasión vamos a rellenarlas de tomate, beicon y queso mozzarella:

Ingredientes

1 patata mediana por comensal

Tomate fresco

Beicon

Queso Mozzarella en lonchas

Aceite de oliva virgen extra

Pan rallado Frumen Ecológico

Sal

Elaboración de las patatas asadas al estilo Hasselback

Comenzamos lavando las patatas debajo del grifo y limpiando muy bien la piel de cualquier impureza porque vamos a cocinar las patatas con ella. Las secamos. Hacemos unos cortes finos a lo ancho de toda la patata, pero con mucho cuidado de no llegar hasta la base.

A continuación, intercalamos entre las láminas los ingredientes escogidos: tomate-mozzarella-beicon. Salpimentamos y espolvoreamos con orégano. Añadimos por encima un hilo de aceite de oliva y espolvoreamos pan rallado por encima. Ponemos las patatas en una fuente de horno y horneamos a 200º durante 55-60 minutos, con el horno precalentado. Iremos comprobando si están hechas con un tenedor o palillo.

 

3. Fingers de pollo con salsa de mostaza y miel

Estos fingers de pollo con salsa de mostaza y miel  están para chuparse los dedos.

Ingredientes:

Para los fingers de pollo:

2 pechugas de pollo

1 o 2 huevos

Pan rallado Panko

Salsa de soja

Aceite de oliva

Para la salsa de mostaza y miel:

2 cdas de miel

4 cdas de mostaza

1 cda de mayonesa

Elaboración de los fingers de pollo con salsa de mostaza y miel

Cortamos las pechugas en 2 filetes gruesos y luego en tiras como de 1cm de grosor. Ponemos todo el pollo en un plato hondo y le añadimos un par de cucharadas de salsa de soja. Mezclamos bien y dejamos reposar 10 minutos.

Batimos el huevo y colocamos el pan rallado en un cuenco. A continuación, ponemos una buena cantidad de aceite en una sartén y cuando esté bien caliente, vamos friendo el pollo: primero lo pasamos por huevo y luego por el pan rallado, de forma que quede bien cubierto. Para que los fritos tengan realmente forma de “dedos”, tenemos que colocarlos en la sartén bien rectos. Enseguida se quedarán con esa forma y ya podemos moverlos y darles la vuelta con tranquilidad. En cuanto se doren, los pasamos bien escurridos a un plato con papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite.

Mientras se van friendo los palitos, preparamos la salsa. En un cuenco mezclamos 2 cucharadas de miel, 4 de mostaza y una de mayonesa. Podemos variar estas proporciones a nuestro gusto. Vamos probando y añadimos más miel si la queremos más dulce y más mayonesa si queremos más suave.

¡Ya tenemos 3 recetas fáciles y rápidas para triunfar como una auténtica estrella en la cocina!

¿Cuál es tu favorita?