Porción: 15 croquetas

 

Ingredientes para la masa:

250 gr. de cebolla

50 gr. de queso brie

50 gr. de harina

375 ml. de leche entera

1 cucharada de mantequilla

Sal y pimienta al gusto

 

Ingredientes para el rebozado:

Harina

2 huevos

Pan rallado Frumen Casero

Aceite de oliva

 

Pasos para caramelizar la cebolla sin azúcar

  1. Pelar y cortar la cebolla en brunoise, mientras calientas una sartén a fuego lento con aceite de oliva.
  2. Con el aceite caliente, volcamos la cebolla a la sartén y movemos para que se vaya pochando. Mantenemos a fuego lento durante 20 minutos removiendo cada cierto tiempo para que la cebolla no se pegue.
  3. Cuando la cebolla adquiera un color dorado, agrega un par de cucharadas de agua para distribuir los azúcares derretidos y facilitar la caramelización.
  4. Continúa removiendo cada cierto tiempo hasta que la cebolla quede totalmente caramelizada.

 

Pasos para la elaboración de las croquetas

  1. En una nueva sartén, funde la mantequilla e incorpora la harina removiendo constantemente hasta tostarla para que pierda el sabor a crudo.
  2. Vierte la leche poco a poco sin dejar de remover la mezcla hasta que la harina se disuelva y no tenga grumos.
  3. Sigue removiendo mientras añades la cebolla caramelizada y el queso brie sin la piel.
  4. Integra todos los ingredientes hasta derretir el queso y conseguir que la masa quede homogénea y espesa.
  5. Corrige el sabor con sal y pimienta al gusto, deja reposar la masa en una envase tapado con film transparente y reserva en frío durante unas horas.
  6. Coge la masa y con las manos haz 15 porciones en la forma que prefieras.
  7. Pasa las bolitas por harina y huevo; repite este paso una vez más para evitar que el queso salga.
  8. Por último, pasa la masa enharinada por el pan rallado Frumen Casero.
  9. Fríe las croquetas en abundante aceite a una potencia media – alta.
  10. Cuando adquieran un color dorado, retíralas y déjalas reposar en papel absorbente.

 

croquetas croquetas