El Crumble es un postre tradicional de Inglaterra que se prepara con frutas  recubiertas con una pasta desmenuzada (to crumble, desmenuzar) hecha con harina, mantequilla y azúcar y a veces con almendra rallada.

Hoy os ofrecemos esta original y sencillísima receta de crumble de frutos rojos y pan rallado. ¡Anímate a hacerlo ahora que estamos en plena temporada de fresas!

Ingredientes:

  • 500 gr de fresas (mejor si están maduras)
  • 250 gr de cerezas
  • 150 gr de Pan Rallado Frumen Natural
  • 100 gr de almendras crudas en polvo
  • 100 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar
  • Zumo y ralladura de limón
  • Helado, yogur o nata para acompañar, lo que más te guste 😉

Elaboración del crumble de frutos rojos

Se lavan bien las fresas y las cerezas, se trocean y se colocan en una fuente, apta para el horno, formando una base más o menos compacta. Se rocían con unos 100g de azúcar y el zumo de un limón y se reserva.

Precalienta el horno durante 10 minutos a 180ºC.

Para preparar la masa hay que tener la mantequilla bien fría y cortada en dados. En un bol se pone el pan rallado FRUMEN Natural, las almendras crudas en polvo, el azúcar y la mantequilla, y se va mezclando con la mano hasta conseguir una masa arenosa. Una vez hecha la masa, es bueno dejarla reposar en el frigorífico una media hora.

Se hornea a 180º durante una media hora, o hasta que se vea la superficie dorada. Sácalo del horno y déjalo reposar al menos 10 minutos para que se temple. Se puede servir acompañada de un poco de helado de vainilla o una bola de nata batida.

¡En un abrir y cerrar de ojos, tendrás este delicioso postre con el que sorprender a tus invitados! Su combinación de fruta y masa crujiente es deliciosa… Cuando prueben una cucharadita, ya verás cómo te aplauden.