Comienza el buen tiempo y con él, la temporada de terrazas y azoteas. Y es que disfrutar de un desayuno, una cena o un cóctel al aire libre rodeado de naturaleza o con las mejores vistas de tu ciudad… ¡No tiene precio!

Azoteas sobre la ciudad o paraísos a pie de calle, este año viven su primera primavera. Con la llegada del buen tiempo la gente prefiere las terrazas al interior de los restaurantes. Es por eso que queremos proponeros unos consejos para decorar vuestro restaurante y darle un toque moderno, desenfadado y veraniego a vuestras terrazas. Con estos trucos conseguiréis un resultado espectacular que atraerá a más clientela:

  1. Recuerda que lo importante son los clientes

Debes crear un ambiente acogedor y conmovedor al mismo tiempo; hay que conseguir que el público se sienta como si estuviera en sus casas tomando algo con sus amigos. Si tienes un tipo de cliente concreto, te recomendamos que adaptes la decoración a esos clientes. Incluso puede ser una buena idea pedirles su opinión.

  1. Busca confort

La decoración es muy importante, pero más importante es el confort. Aúna ambas cosas y conseguirás que tus clientes estén más que satisfechos. Las personas que buscan estar en una terraza tomando una copa, lo que más van a valorar es el poder sentarse cómodamente. Para ello coloca las mesas de manera ordenada y con una distancia suficiente que evite que se molesten unos grupos a otros.

  1. No sobrecargues

Debes tener en cuenta que será un espacio en el que habrá mucho movimiento, la gente irá y vendrá, y los camareros tendrán que moverse entre las mesas constantemente. Por lo tanto, una terraza muy barroca puede ser perjudicial para desempeñar tu actividad correctamente. Para no sobrecargar el ambiente prueba a combinar sillas y mesas en tonos neutros con colores vivos en los cojines.

  1. Innovar siempre está bien, pero hasta cierto punto

Debemos ser creativos aunque coherentes con el estilo de nuestra terraza y la imagen de nuestro restaurante. Elige un estilo de decoración concreto y aplícalo en todos los espacios de tu terraza. Poner en el suelo algo diferente al propio asfalto, como césped artificial o tablas de madera, le dará un toque personal y lo hará diferente al resto. En cuanto a los complementos, puedes optar por colocar manteles que vistan tus mesas o centros florales o de velas. Además, si dispones de sitio suficiente, procura que no falten plantas naturales ya que dan un ambiente muy agradable. ¡El resultado te encantará!

  1. En busca de la sombra

 Comer al sol puede resultar agradable puntualmente y en ratos cortos. Pero, por lo general, la gente agradecerá una buena sombrilla que les dé cobijo, sobre todo, los días calurosos. Existe una gran selección de diseños de sombrillas, toldos y pérgolas que crearán acogedores espacios en sombra en tu terraza y permitirán disfrutar del buen tiempo en todos los momentos del día.

  1. Ganar privacidad

La privacidad es un aspecto muy a tener en cuenta si buscas un restaurante tranquilo e íntimo. Dispones de lonas muy resistentes, varas de mimbre o cañas de bambú, vallas de madera o setos naturales y artificiales que protegerán tu zona exterior de miradas ajenas de una manera muy decorativa. Además, para separar espacios puedes utilizar grandes maceteros con árboles pequeños, plantas y flores.

  1. Una buena iluminación

La luz natural es un componente básico en la decoración de tu terraza, pero cuando cae la noche puedes ambientar tus rincones con distintos puntos de luz y crear diferentes zonas. Además de las velas, hoy en día existen maceteros y mobiliario iluminado en su interior que dan un toque de diseño a la vez que cumplen su función.

Con estos trucos conseguirás que tus clientes estén cómodos y se enamoren de tu decoración. Y ahora, ¿nos vamos de terraceo?